industry4

Fabricas Inteligentes

Sin duda usted está familiarizados con el dicho: “El que no avanza retrocede”. Si hay algo que no se detiene, es el desarrollo tecnológico y el desarrollo industrial relacionado. Actualmente estamos en el inicio de la cuarta revolución industrial, “Industria 4.0”, como esta revolución se denomina en Alemania. Este revolución está siendo impulsada por la alta capacidad actual de recolectar, procesar y relacionar grandes cantidades de datos a altas velocidades. En un ambiente industrial, esto permite identificar procesos deficientes rápidamente, optimizar los parámetros de los procesos de fabricación, y asistir a los ingenieros y operadores de manera que tomen mejores decisiones más rápido.

La clásica estrategia de valor Liderazgo de Producto, Excelencia Operacional e Intimidad del Cliente se funden en una estrategia de valor común. Los ciclos de vida de los productos son cada vez más cortos y los productos son cada vez más específicos para el cliente. Las compañías necesitarán ajustar sus procesos de desarrollo de productos, producción y servicios a este desarrollo. El esquema de la Industria SMART, tal y como se describe a continuación, ha sido desarrollado por SMART Industry Network (smartindustrynetwork.nl).

smartindustry network

Brevemente comentaremos los elementos del marco de la industria SMART:

Co-creación / Desarrollo de productos SMART:

En el recorrido de desarrollo de nuevos productos, el proceso de diseño y el proceso de producción se llevarán a cabo en paralelo y ya no de forma secuencial. El diseño digital de un nuevo producto se desarrollará simultáneamente con la producción del producto físico. La Co-creación también será cada vez más importante a través de las colaboraciones.

Prosumer (Productor–consumidor) / Personalización en masa:

Los consumidores se convierten en “prosumidores”. Al vincular Internet y la producción en Fábricas SMART, el Prosumer puede influir directamente en el proceso de producción. Los pedidos de Prosumers se procesan directamente en el proceso de diseño y planificación de la producción.

Internet de las Cosas / La Fábrica Digital:

Las máquinas, las mercancías y las piezas se comunican entre sí sobre la planificación, el procesamiento y los suministros que se requieren. El desarrollo exponencial de “Big Data” genera una cantidad tan grande de información operativa que la gente ya no puede discernirla. Por lo tanto, la atención se está desplazando hacia la Analítica de Datos, incluyendo algoritmos que permiten a las máquinas tomar decisiones autónomas.

Sistemas Ciber-físicos / Flexibilidad de Fábrica:

La fábrica del futuro consiste en robots inteligentes de auto-aprendizaje. Estos llamados “Sistemas Cibernéticos Físicos” son como bloques de Lego que encajan y se comunican entre sí. Las máquinas son “clientes” y requieren materias primas y mantenimiento cuando es necesario. La fábrica del futuro ofrecerá la máxima flexibilidad. Cada producto está identificado de manera única, de modo que queda claro en cada lugar de procesamiento a qué ajustes tiene que someterse el producto. Diferentes tipos de productos están en la misma línea de producción y pueden pasar por diferentes procesos.

Excelencia Operativa / Reducción de Variaciones:

Las organizaciones tendrán que rendir al más alto nivel de excelencia operativa y trabajar continuamente en la mejora de los procesos. La aplicación de Lean, el análisis de datos y Six Sigma contribuyen a reducir la variación y aumentar la capacidad del proceso y el mantenimiento predecible. Esto contribuye a cero defectos y a prevenir paradas imprevistas.

Agilidad Empresarial / Personal Competente:

Para también tener éxito en el futuro, la velocidad con la que la organización puede adaptarse es crucial. Las organizaciones necesitan ser más ágiles. La adaptabilidad no sólo depende de la innovación tecnológica, sino principalmente de la adaptabilidad de los empleados. Para mantenerse al día con el ritmo del cambio, los empleados tendrán que seguir desarrollándose constantemente.

Producción ECO / Hecho diferente:

La producción sostenible dentro de la Industria SMART implica que los productos durante el proceso de producción, la fase de uso y en la fase de residuos no dañan el medio ambiente. Tanto en la fase de diseño como en la producción, se deben tener en cuenta elementos como la neutralidad de CO2 y la reutilización al 100%. La aplicación de nuevas tecnologías como las impresoras 3D, pero también nuevas materias primas y materiales tales como la Nanotecnología ofrecen nuevas oportunidades.